12 de febrer de 2008

Arbequina: una oferta diferente.


Aprovechando la temporada de la alcachofa, decidimos volver a probar el menú(el año anterior fue delicioso) que Modesto Fabregat, el chef del restaurante Arbequina, ha elaborado con motivo de las VI Jornadas Gastronómicas de la Alcachofa.
Como ya se sabe que la alcachofa es difícil de maridar, que no imposible, intentamos elegir ante todo un buen compañero de mesa, acorde con los diferentes platos del menú: y optamos por un cava extraordinario, en mi opinión, Manel Raventós Gran Reserva Personal 2000 de Raventós i Blanc (DO Cava). Y los platos se fueron sucediendo de este modo:
En primer lugar sirvieron un aperitivo de Alcachofa en escabeche al estilo oriental, un escabeche sabrosísimo con ese punto de acidez, ideal para abrir boca. Acto seguido se sirvió un entrante frío de Alcachofa con ahumados, toffe de pipas de girasol y gelatina de naranja, un entrante sabroso y ligero con un toffe estupendo. De igual modo estaban los Fondos de alcachofas confitados rellenos, tiernos y excelentes. Y siguiendo la cadencia de la cena llegamos a los platos más contundentes del ágape: Pescado de Lonja sobre meloso de alcachofas, la foto no hace justicia al crisol de sensaciones en el paladar, un arroz meloso en su punto justo y un pescado que aquel día concretamente era fura(merluza de roca) también hecha en su punto, con unos cristales de sal Maldon sobre el lomo. Absolutamente delicioso. He dicho aquel día porque en Arbequina el pescado que se cocina a diario varía en función de la calidad y la existencia en el mercado y por supuesto del criterio y exigencia del chef. Pues bien, ya me iba por las ramas, tras este estupendo plato, llegó uno, no menos estupendo: Farcellet de cordero confitado con trinchant de alcachofa, el envoltorio del farcellet está hecho con hojas de col y compacta a la perfección el cordero con toda su jugosidad, un último plato excelente. Y cerramos la cena con un delicioso y originalísimo postre: Coulant de alcachofas con turrón y jalea de vainilla, verdaderamente extraordinario. Uno nunca se imagina en qué modo puede llegar la alcachofa a convertirse en un postre, aquí es donde la imaginación del chef resuelve la ecuación, e voilà, algo original y absolutamente exquisito, con un centro de turrón ligeramente caliente que hace las delicias de cualquier gourmet, entendido o neófito. Hasta aquí la cena porque la sobremesa la pasamos con una copita de aguardiente de miel Da Azucena, impresionante, suave, alcohol fino y con esas notas dulces de la miel tan sabrosas y bien integradas.
Y esta fue nuestra cena en Arbequina, de la que salimos muy contentos, tanto como nuestros paladares y nuestros bolsillos(salimos a unos 60€ por persona, el menú son 37€ sin IVA ni bodega). El local está decorado sobriamente pero es muy acogedor(la sillas son cómodas) y tranquilo(esto es muy importante, en mi opinión), las mesas están bien separadas y son espaciosas. También tiene dos reservados acondicionados en los que se permite fumar, no así en el resto del restaurante. El servicio de pan es correcto. Además, la carta de vinos es sin duda una de las mejor elaboradas que se puedan encontrar en la ciudad, hecha con criterio y siempre introduciendo novedades, con una cuidada selección de caldos, tanto del país como internacionales, y con un apartado especial dedicado a los vinos alemanes(Riesling sobre todo) que tan bien maridan con el producto estrella de estas jornadas. Una verdadera satisfacción para el enoaficionado.
Tal vez la discreción y una atención muy cuidada por parte del personal de sala, de cara al cliente, sean la baza definitiva para decantarnos por reservar mesa. Para los que conocemos bien las ofertas gastronómicas que ofrece Castellón ciudad, Arbequina siempre es un valor seguro y diferente frente a las ofertas de siempre, tanto por la cocina como por el trato.

Para más señas: Restaurante Arbequina, C/Bartolomé Reus 35, 12002 Castellón, Tel. 964 269 301.(Cierra Domingos y Lunes todo el día).


2 comentaris:

chef Ricardo Siginore ha dit...

No pude hablar con vosotros al final de la comida, pero desde yá muchissimas gracias por la presencia!

ROGER ha dit...

Fue un placer como siempre Ricardo. Todo estaba muy bueno. Tengo pensado escribir un post sobre la vez anterior que estuvimos en Irreductibles(en Noviembre 2007),recuerdo que el menú fue increíble. Estamos en contacto.

Un saludo desde Les Foes

Roger